Blog del Gordito : Restaurantes en Buenos Aires
Cocina
Atención
Entorno
Precio

Restaurante La Bourgogne (Alvear Palace Hotel)

Excelencia y refinamiento que no pasan de moda

Be Sociable, Share!

Dirección: Ayacucho 2027
Recoleta
Teléfono: 4808-2100/4805-3857
  • Guía Óleo
  • Comida 25/30
  • Servicio 26/30
  • Ambiente 20/30

La BourgogneFinalmente me convencí, y me decidí de una vez por todas, a desempolvar el saco, lustrar los zapatos, y romper el chanchito, para conocer este emblemático restaurante, quizás el más caro y lujoso de Buenos Aires, pero con tanta trayectoria y prestigio, que verdaderamente no podía dejar de visitar. Y lo cierto es que, desde el comienzo, quedó claro que el sacrificio valdría la pena: Impecable valet parking sobre el soberbio puente de ingreso al Hotel Alvear, la recepción en el exuberante hall, y la caminata a través del majestuoso palacio donde funciona el salón comedor. Tan solo eso justificaba la visita. Se trata de una verdadera joya arquitectónica de principios del siglo pasado, íntegramente de estilo LuisXV, y exquisitamente ornamentado, es sin lugar a dudas, uno de los edificios más bellos de toda la ciudad. Y su legendaria cocina, comandada por el célebre Jean Paul Bondoux, obviamente de ascendencia francesa (el chef y la cocina), no podía menos que acompañar y reflejar todo su esplendor. Con la exclusividad de sus materias primas, el cuidadisimo diseño del menú, la perfecta ejecución de los platos, y hasta la pomposidad del servicio al gueridón: seguramente el único restaurante del país que todavía conserva este antiguo sistema, en que el camarero termina el plato a la vista del comensal, sobre un carro provisto de hornallas, que se coloca junto a la mesa.

¿Detalles? De las entradas, probé el consomé de champiñones con espuma de gorgonzola, y pan de castañas con jamón serrano. Excelente logrado el caldo, con gran presencia del hongo, y muy bueno el juego de texturas del topping: con la espuma, el pan, y el jamón crujiente por encima. También me tenté por el pulpo en dos cocciones con variación de zanahorias. Maravilloso el molusco, que primero fue hervido y luego bien sellado a la grilla, quedando súper tierno en el centro, y bien crocante en los bordes, en buen contraste con la untuosidad de un perfecto y especiado puré de zanahoria, y zanahorias bebé salteadas en manteca.

Entre los principales, me incliné primero por la merluza negra asada en texturas de hinojos y tomates confitados. ¡Que pescado más delicioso! sobretodo cuando esta cocinado de manera tan magistral, y queda húmedo, casi untuoso por dentro, debido a que sus vetas de grasa no se perdieron, sino que se derritieron y distribuyeron parejo por toda su carne, lubricándola e impregnándola de su peculiar sabor. Acto seguido, continué con un clásico “lomo a la pimienta, con papas a la leña, echalottes asados al tomillo, y tostada de caracú”. Un plato que el mozo casi realizó por completo frente nuestro. Soberbio el corte aberdeen angus, tierno y sangrante como debe ser, como fiel a la receta clásica (con bastante crema) resultó la salsa de pimienta negra. Y sutiles las guarniciones, aunque bien aromatizadas y en perfecta armonía con el filet (como llaman los franceses a este corte).
Para la próxima quedarán el confit y magret de canard, confitados a la miel de especias, con compota de cebollas al tomillo, y puré de castañas. O quizás el garrón de cordero braseado al malbec. O porque no el dúo de Perdiz con frutas confitadas y huevo a la trufa negra.

De postre, elegí la crêpe suzette, tradicional panqueque francés con salsa a base de jugo de mandarina, emulsionado con manteca, y redondeado con triple sec. Por supuesto, no faltaron el appetizer de cortesía, ni los espléndidos panes artesanales, ni tampoco unos exquisitos petit four con el magnífico café, que coronaron una de las mejores cenas de los últimos meses, pero con la cuenta más abultada.

Be Sociable, Share!



¿Vos qué opinás? Dejá tu comentario:


Connect with Facebook