Blog del Gordito : Restaurantes en Buenos Aires
Cocina
Atención
Entorno
Precio

Restaurante Azema Exotic Bistró

Personalísima propuesta de sabores intensos y especiados

Be Sociable, Share!

Dirección: Angel Carranza 1875
Palermo
Teléfono: 4774-4191 / 4899-0535
Horario
Lunes a Sábados de 20:30 al cierre
Chef
Jean Paul Azema
Cocina
  • Guía Óleo
  • Comida 26/30
  • Servicio 22/30
  • Ambiente 18/30

Tartare de salmón con salsa teriyaki

Qué satisfacción seguir encontrándome con verdaderos emprendimientos de autor, donde el carácter y la personalidad del cheff-propietario se ven reflejados en cada plato. Y donde puede verse en cada detalle, la innovación, la creatividad y además el corazón y la pasión de un verdadero amante por la buena cocina, ávido por transmitir sus experiencias y compartir su arte con los visitantes. Éste es el tipo de sitios a los que me refiero cuando hablo de restaurantes con alma, vivos, que rebosan de un gran atrevimiento y voluptuosidad, en contraposición a los comederos industriales llenos de sucursales y poca fibra.

El menú está dividió en varias partes, y nos permite deambular por varios mundos a elección. Por un lado el más exótico, donde Paul Jean Azema nos ofrece una selección de los mejores platos que degustó y aprehendió en sus innumerables viajes por el mundo.

Todas preparaciones muy infrecuentes en nuestra ciudad, y súper atractivas. La mayoría con fuerte influencia del sudeste asiático, Marruecos, y La India: platos bien especiados, complejos, en cocciones largas, y con sabores concentrados e intensos.

Y luego, otra sección, con opciones más clásicas, con predominio de la cocina francesa, para paladares menos aventureros (pero nunca conformistas).

Empecé con un riquísimo “Finger-food” hecho de cuadraditos de masa rellenos de un mix de vegetales y un sabroso chutney de mango para acompañar. También probé un característico Tartare de salmón, con salsa teriyaki, sake, y semillas de sésamo tostadas. Contrariamente a lo que temí en un principio, el dulce del teriyaki estaba muy bien puesto sobre el salmón, y no tapó para nada las sutilezas del pescado, sino que todo lo contrario, resultó un compañero exquisito, al igual que la guarnición de pepinos dulces y menta. También probé la Ensalada marroquí, una especie de compresión de vegetales asados y crudos, que denotó un equilibrio fuera de lo común, y una combinación excepcional de grandiosos sabores. Como el Paté de la casa, que llegó a la mesa entre dos crocantes tostadas y una fresca ensalada de berro para contrastar.

Los platos principales también brillaron, tanto en complejidad como en fortaleza. Probé, primero el Pollo en curry rojo, luego el Massala de cordero en cocción larga, y por último el Abadejo en curry amarillo con coco y banana. Los tres verdaderamente deliciosos, con la fuerte presencia de los ingredientes asiáticos tan característicos de esta cocina: cilantro, chile, leche de coco, jengibre, y una incontable variedad de especias. Formidable. Lo mismo que el Tajine de pato con almendras y dátiles: extraordinario en sabor, potencia y complejidad de aromas.

Los dulces tampoco defraudaron, aunque en el caso del Helado de yogurt y miel con cardamomo, tenía demasiado de esta especia, lo que se tornó algo invasivo. En cambio, las Manzanas caramelizadas con helado de canela, el Parafait de café, y el Coulant de chocolate resultaron los tres postres estupendos por igual. Como la cuenta final, que considerando el barrio y la sofisticación de las preparaciones degustadas, debo decir que estuvo bastante equilibrada, algo que hoy en día es también algo fuera de lo común.

Be Sociable, Share!



¿Vos qué opinás? Dejá tu comentario:


Connect with Facebook