Blog del Gordito

El Gordito

Por qué escribo este blog

Este blog me permite compartir mi opinión sobre las características de los restaurantes que visito, ofreciendo mi punto de vista personal -distinto al de un profesional- y brindando además un parámetro de comparación nuevo: la Relación Precio/Calidad (RPC).

  • Soy un amante de la cultura culinaria, no un crítico gastronómico profesional.
  • Comparto mis experiencias con quienes deseen leerlas por placer.
  • Pago de mi bolsillo por cada una de mis comidas, y jamás revelo mi identidad, ni doy ningún indicio de que mi experiencia será después reseñada y/o publicada en Internet.

Soy un amateur, pero escribo y otorgo las calificaciones con la misma rigurosidad de un profesional, o el menos, con la misma pasión. Y al poder brindar una apreciación despojada de otras intenciones, en forma libre, independiente, y desde el anonimato, creo puedo proporcionar una visión de mucho valor.

Cómo me convertí en El Gordito

Desde chico me sentí atraído por el placer de la comida y en particular con la experiencia de cenar afuera. Mis padres disfrutaban mucho esta salida y yo los acompañaba regularmente. Por esa razón, desde chico, ya recorría los distintos circuitos gastronómicos de los diferentes barrios. Y de adolescente, ya conocía los mejores restaurantes de la ciudad. Pero no fue recién hasta que explotó el boom gastronómico que transformó Buenos Aires, con la reactivación económica experimentada a partir de 2003, que comencé a escribir reseñas sobre mis salidas, y a otorgar una calificación a cada restaurante que visitaba (como lo hacen los críticos profesionales con quienes más de una vez no coincidía).

Lentamente, empecé además a colocar a cada sitio un puntaje sobre la Relación Precio/Calidad (RPC): parámetro muy poco o nada utilizado en las revistas y guías especializadas, pero muy útil a la hora de evaluar y poder recomendar un restaurante.

Pronto, amigos y conocidos comenzaron a consultarme cada vez mas asiduamente antes de decidir a dónde salir a comer, reconociendo que mi opinión era más certera que otras, y que, gracias a mis notas sobre la relación precio/calidad, podían optar mejor.

Fueron ellos los que me animaron a crear este blog y ahora les toca a ustedes, queridos lectores, disfrutarlo.

Be Sociable, Share!